Iveco alcanza los 1.000 camiones de gas natural fabricados

Iveco alcanza los 1.000 camiones de gas natural fabricados

Iveco ha alcanzado la cifra de 1.000 camiones producidos propulsados por gas natural tras la entrega de una unidad con estas características a la empresa francesa CityLogistics. Concretamente se trata de un Stralis Natural Power de gas natural comprimido (GNC) fabricado en la planta de la compañía en Madrid.

La sociedad francesa CityLogistics, que presta servicios de logística urbana y reparto en las ciudades de Lyon y Villeurbanne, prepara ya proyectos de expansión en otras áreas del país, informan desde Iveco, que formalizó el suministro de diez unidades como la entregada durante la pasada edición de la feria Solutrans en Lyon.

Los vehículos que forman parte de la operación montan un motor Cursor 8 GNC, suministrado por la planta francesa del fabricante en Bourbon-Lancy, y ofrecen, detallan desde Iveco, una reducción de hasta un 10% los costes totales de explotación (TCO en sus siglas en inglés) respecto a los vehículos Euro 6 diésel. En cuanto al suministro, CityLogistics ha alcanzado un acuerdo con el grupo español Endesa para la instalación y explotación de una nueva estación de suministro en Lyon, que ya está operativa, para suministrar el gas natural y el biometano a la flota de vehículos Iveco GNC de CityLogistics.

Los megacamiones favorecen sólo a grandes flotas

Los megacamiones favorecen sólo a grandes flotas

La asociación asturiana de transportistas Cesintra ha criticado la aprobación en España de los megacamiones, un tipo de vehículo que, en su opinión, “sólo favorece a las grandes flotas con contratos de larga duración”, con lo que se trata, consideran desde este colectivo, de un “nuevo y directo ataque a los autónomos y a las pymes“.

En su oposición a los vehículos de 60 toneladas y 25,25 metros, Cesintra apunta que en la coyuntura actual del transporte de mercancías por carretera en España lo último que hay que hacer es alterar el equilibro existente entre oferta y demanda. “Nadie se puede creer que cuando a un cargador la tonelada transportada en un megacamión le suponga un ahorro considerable, en torno a un 15% como mínimo, no presione con toda su influencia para conseguir el mismo precio en un camión de 40 t”, aseguran.

Además, la organización asturiana contradice la opinión del Comité Nacional de que el impacto de los megacamiones sobre la realidad del transporte será mínimo y citan el ejemplo de Suecia donde ya el 80% de todas las mercancías se mueven en estos vehículos e incluso se están haciendo pruebas con vehículos de 90 toneladas y 30 metros de longitud. Por si fuera poco, alertan, la implantación de los polémicos megacamiones en nuestro país “puede ser una puerta falsa de entrada a las 44 toneladas” en función de las características del vehículo tractor.

La morosidad continúa siendo una lacra para el transporte

La morosidad continúa siendo una lacra para el transporte

La morosidad de los cargadores continúa siendo una lacra para el sector español de transporte de mercancías por carretera. Así lo evidencian los datos recogidos por el Observatorio de la Morosidad que elabora mensualmente Fenadismer, que en su edición correspondiente a diciembre de 2015 desvela que el 71% de los clientes incumple los plazos de pago legalmente establecidos.

Así, mientras la legislación vigente en esta materia estipula que el plazo máximo de pago será de 30 díasdesde la fecha de prestación del servicio, ampliable a un máximo de 60 días si así lo establecen las partes, la demora media en los pagos a los transportistas se situó en 85 días a lo largo del último mes del año pasado.

Lamentablemente, este plazo es idéntico al que la federación de transportistas ya detectara un mes antes, por lo que, el incumplimiento de la normativa contra la morosidad continúa siendo un quebradero de cabeza para el transporte por carretera, tal y como demuestran las respuestas ofrecidas por las 800 empresas encuestadas mensualmente para la confección del sondeo.

El observatorio, que Fenadismer elabora en colaboración con la Fundación Quijote para el Transporte, revela asimismo que el medio de pago preferido por los clientes de los transportistas es en primer lugar la transferencia (36%), seguido del confirming (34%), el pagaré (27%), y el cheque (3%).